Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un baño de arte constante

La antigua Roma por todo el país

La Península Itálica ha sido un lugar fundamental en la historia de la Humanidad en general y para la historia del Arte en particular. El legado de etapas tan relevantes como la Antigua Roma o el Renacimiento convierten a Italia en un destino de primer nivel para los amantes de la arquitectura, la pintura o la escultura.

Uno de los grandes atractivos de Italia para los ‘art lovers’ es el legado que la Antigua Roma dejó por todo el país. La arquitectura, la escultura, las pinturas o los mosaicos de esta época de dominio y esplendor aparecen en ciudades como Roma, Nápoles, Pompeya o Herculano, y en zonas como el Piamonte, el Valle de Aosta, el Veneto o Emilia-Romagna.

El otro gran pilar que ha hecho de Italia un referente artístico universal es el Renacimiento. A principios del siglo XV brota en Florencia gracias a una serie de hombres extraordinarios que revolucionaron la arquitectura, la pintura o la escultura. Sus obras están repartidas por toda Italia, aunque Roma y Florencia son los dos grandes núcleos para entender esta importantísima etapa de la historia del arte.

Italia es Miguel Ángel, Brunelleschi, Donatello, Boticelli, Leonado da Vinci o Rafael. ¿Cómo no vamos a considerar a Italia tierra de artistas? ¡Y sólo son algunos autores del Renacimiento! Faltan muchos más y de otras épocas, como Bernini, Canaletto o Tiziano, por citar sólo tres. Y es que recorrer la Península Itálica es como moverse por un libro de Historia del Arte.

Para completar una perfecta ruta del arte italiano, no puedes perderte algunos de sus excelentes museos. Por ejemplo, en Florencia reserva tiempo de sobra para la Galería Uffizi y la Galería de la Academia, donde se encuentra el famoso David de Miguel Ángel; y en Roma, sumérgete en los imperdibles Museos Vaticanos y los Capitalinos.

No puedes perderte

El mayor espectáculo del arte romano

Tu visita a Roma requiere una parada reposada en el Panteón de Agripa. Es una auténtica maravilla de la arquitectura romana. Su inmenso pórtico oculta una fabulosa cúpula circular cuya descomunal belleza sólo podrás comprobar desde dentro. ¿Sabías que su anchura y su altura son las mismas: 43,3 metros? Fíjate, además, en la luz que otorga el orificio superior.

La cúpula donde empezó el Renacimiento

Santa María del Fiore. Ahí arranca el Renacimiento con la cúpula construida por Filippo Brunelleschi que, además de solucionar de forma genial complicados problemas arquitectónicos, da pie a una corriente basada en la armonía y el equilibrio. “Construiré una cúpula mayor, pero no más bella”, dijo después sobre ella Miguel Ángel cuando empezó a trabajar en San Pedro. ¿Y tú qué opinas?

Siguiendo la senda de Miguel Ángel

Miguel Ángel es uno de los máximos exponentes de la genialidad del Renacimiento. Entre su obra arquitectónica, destacan la cúpula de San Pedro del Vaticano o la capilla Médici de Florencia. En la capital toscana no puedes perderte el David, obra maestra de la escultura universal, y en Roma busca el Moisés en la iglesia de San Pietro in Vincoli.

Una de las mejores galerías de arte del mundo

No te eches atrás por mucha cola que veas a la entrada de la Galleria degli Uffizi. La espera merece la pena porque dentro te aguarda una colección de arte a la altura del Prado, el Louvre o el Hermitage. 50 salas y más de 1.500 obras requieren que hagas una selección previa para concentrarte en las etapas que más interesen.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x