Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un patrimonio asombroso

Testigos de la historia

Algunos de los templos más sobrecogedores de todo el continente asiático se encuentran en Sri Lanka, y no es de extrañar, ya que el fervor religioso de sus habitantes alcanza niveles asombrosos. El budismo impregna cada ciudad, cada pueblo y cada rincón del país, y regala al visitante estampas increíbles.

La historia de Sri Lanka se remonta a varios siglos antes del comienzo de nuestra era, y resulta llamativo que todas las narraciones relacionadas con el nacimiento de la nación estén inseparablemente unidas a la mitología propia del Budismo. Muchas ciudades se asientan en el lugar donde Buda llevó a cabo alguna acción, o recibió la iluminación, o derramó una lágrima. Esto nos da una idea de la enorme importancia que tiene la religión para los habitantes de la isla.

A lo largo y ancho del territorio esrilanqués podemos encontrar templos de gran belleza, decorados exquisitamente con esculturas de Buda, o custodiados por gigantescas estatuas de este. Concretamente, existen tres enclaves especialmente importantes para la cultura, la religión y la sociedad. Se trata de Anuradhapura, Sigiriya y Polonnaruwa, los tres vértices del llamado “Triángulo histórico-cultural de Sri Lanka”. Hay muchos más lugares en los que disfrutar del patrimonio nacional, pero sin duda estos tres son, junto con el Templo del diente de Buda, los más relevantes por su antigüedad, su valor arqueológico y su importancia religiosa.

Lugares donde disfrutar del patrimonio esrilanqués

Templo del diente de Buda

El hermoso templo Sri Dalada Maligawa (Templo del diente de Buda), es el lugar más emblemático de la ciudad de Kandy y uno de los más venerados del país. La leyenda dice que en su interior hay un diente de Buda, que fue rescatado de su tumba en el norte de la India. El templo es de un estilo poco común en los templos budistas, está amurallado y rodeado por un precioso foso. El diente está dentro del edificio principal, en el interior de una capilla, dentro de un cofre y no está a la vista del público.

Antigua ciudad de Sigiriya

Sigiriya o la Roca del León, es un conjunto arqueológico, donde se encuentran las ruinas de un antiguo palacio, un monasterio y otros edificios, construidos sobre una gran roca conocida como Roca del León. Esta fortaleza es una atalaya que servía como vigilancia y como defensa. Tras una historia de unos 5000 años, fue abandonada y redescubierta en 1908.

La Antigua Anuradhapura

Es uno de los sitios arqueológicos más importantes del país, e incluso de toda Asia. La ciudad de Anuradhapura fue fundada en el siglo V a.C., y alberga la estupa más grande de Sri Lanka. Además, en este lugar se pueden admirar numerosas estatuas de Buda, varios santuarios y el Sri Maha Bodhiya, un árbol sagrado que, según la mitología local, tiene más de 2.500 años de antigüedad y brotó a partir de un esqueje de la higuera en la que Siddharta Gautama fue iluminado.

Las Ruinas de Polonnaruwa

Polonnaruwa fue una de las antiguas capitales de Sri Lanka y, como tal, alberga un magnífico patrimonio. Es una visita obligada para cualquier viajero que pase por la zona noreste del país. Como ocurre en otros enclaves de esta parte del mundo, las ruinas de Polonnaruwa fueron cubiertas por la espesa vegetación y quedaron en el olvido durante siglos. De todos los tesoros que se pueden admirar en este lugar, destacan especialmente las gigantescas estatuas de Buda de Gal Vihare.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x