Ayuda Ayuda
Menú Menú

Bienvenido a los pueblos más bonitos de Alemania

Las verdaderas joyas del país germano

La variada geografía e historia de Alemania brinda a los viajeros la posibilidad de encontrar verdaderas joyas escondidas. Si te alejas de las grandes ciudades, también vas a hallar pequeñas localidades llenas de encanto, con mucho que contar y ofrecerte. Mantén la cámara de fotos siempre en guardia ¡y a disfrutar!

¿Qué te parece empezar tu ruta por los pueblos más bellos y curiosos de Alemania por uno que está lleno de ratas? Sí, has leído bien. Es Hamelín, la localidad más representativa de la Ruta de los Cuentos de Hadas. Según el famoso cuento, en el siglo XIII los habitantes de esta ciudad pidieron ayuda a un flautista para que se llevase las ratas, pero como no le pagaron, él se vengó llevándose a los niños atraídos por la música de su instrumento. Hoy, esta bellísima localidad está llena de ratas (de mentira, claro) en todos los lugares turísticos y tiendas de recuerdos.

Para continuar tu recorrido, nada mejor que adentrarte en la famosa Ruta Romántica y buscar el que, dicen, es el pueblo más bello de esta senda de bonitas localidades y paisajes. Se llama Rothenburg ob der Tauber y para saber qué significa el nombre te bastará con observar el pueblo amurallado a tu llegada: ¿a qué se parece a una fortaleza de color rojo levantada junto al río? Bienvenido a una localidad medieval que parece sacada de un cuento de hadas.

Continúa en medio del bosque, que es lo que literalmente significa Mittenwald, uno de los pueblos más curiosos de Baviera. Enclavado en el valle del río Isar, con los Alpes bávaros como permanentes vigilantes, esta coqueta localidad te llamará la atención por sus bellas casas con sus fachadas engalanadas con flores… e ilustraciones a cada cual más bonita.

Y para acabar tu ruta, un pueblo cuya historia empieza hace ¡más de 15 millones de años! Fue entonces cuando un meteorito formó un cráter de 25 kilómetros de diámetro que actualmente es un geoparque muy bien conservado. Pasea entre las murallas de Nördlingen, una encantadora localidad medieval donde, además, puedes aprender mucho sobre los meteoritos.

No puedes perderte

Sigue la senda del popular cuento de los hermanos Grimm

La leyenda recogida por uno de los cuentos de los hermanos Grimm está presente por toda la localidad de Hamelín. De hecho, la mejor manera de pasear por el casco histórico es seguir las placas con forma de rata que hay en el suelo. Además, el flautista está por todos los lados: en vidrieras de iglesia, carillones, ejerciendo como guía turístico…

Pasea por mercadillo navideño más antiguo de Alemania

Si tu visita a Rothenburg ob der Tauber coincide con las semanas previas a la Navidad estás de enhorabuena, porque el mercadillo navideño de esta localidad es uno de los más prestigiosos de Alemania. No en vano, es el más antiguo del país, porque se instauró en el siglo XV.

Afina el oído en el pueblo de los violines

Mittenwald es famoso por su producción artesanal de violines. Toco arranca en el siglo XVI, cuando el hijo de un granjero local, Matthias Klotz, emigró a Italia para ganarse la vida y acabó aprendiendo el arte de fabricar este instrumento junto a los mejores del mundo. A su regreso, enseñó a familiares y amigos cómo hacerlos aprovechando la excelente madera de la zona y, en poco tiempo, Mittenwald se convirtió en el pueblo de los mil violines. En el Geigenbau Museum puedes aprender mucho más sobre este instrumento.

Un recorrido por una rueda de carro

Cuando llegues al centro de Nördlingen, junto a la espléndida iglesia barroca de St Georgskirche, piensa que estás en el centro de una rueda de carro. De allí, salen cinco calles a modo de radios y la espléndida muralla medieval, con sus 12 puertas, forma la llanta. Para dar la vuelta al pueblo en aproximadamente una hora, puedes sumarte al circuito de los centinelas que recorre las murallas de forma gratuita.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x