Ayuda Ayuda
Menú Menú

Belfast

La ciudad que vio construir el Titanic

Junto a su historia, otro de sus innegables atractivos es el Giants Causeway (calzada del gigante) una de las más célebres y peculiares zonas arqueológicas. Esta sorprendente formación de 37.000 columnas de basalto hexagonales, originada hace 60 millones de años es obra del gigante Finn McCool quien lo construyó como puente para cruzar hasta Escocia y derrotar a su enemigo. Según cuenta la leyenda, claro.

En Belfast hoy en día pueden observarse restos de fortificaciones que datan de la Edad de Hierro, sin embargo, no fue hasta el siglo XII cuando John de Courcy construyó un castillo en lo que hasta entonces era un pequeño asentamiento. En el siglo XIV se hizo el Castle en Castlereagh y ya en el siglo XVII la ciudad adquirió notoriedad cuando ingleses y escoceses la colonizaron. Durante los siglos XVIII y XIX Belfast se convirtió en la ciudad más industrializada de Irlanda debido a sus astilleros, con lo que su comercio floreció. La industria textil y tabaquera también fueron importantes. Y desde entonces ha ido creciendo en habitantes. Se convirtió en la capital de Irlanda del Norte en el año 1920 y se han dado múltiples enfrentamientos entre católicos, en su mayoría “nacionalistas”, favorables a la independencia del Reino Unido y a la unión de las dos Irlandas; y protestantes opuestos a la separación de Gran Bretaña.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x