Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un increíble despliegue natural

Belleza paisajística sin igual

Tratándose de una isla en mitad del Océano Índico, en pleno trópico, no es de extrañar que Sri Lanka ofrezca al visitante una colección apabullante de espacios naturales capaces de quitar el hipo. Explorar el territorio de este maravilloso país es sinónimo de descubrir a cada paso una imagen de postal imposible de olvidar.

Cuesta trabajo creer la gran variedad de paisajes y de espacios naturales que alberga Sri Lanka, teniendo en cuenta su reducido tamaño. Pero claro, al lado de la India, casi todos los países parecen pequeños… Lo cierto es que en los aproximadamente 65.000 kilómetros cuadrados con los que cuenta esta isla hay sitio para todo: ciudades bulliciosas, aldeas llenas de encanto, templos asombrosos y, por supuesto, el despliegue de la madre naturaleza.

Los parques nacionales esrilanqueses pueden presumir de contar con una flora y una fauna increíbles, propias del clima tropical en el que se encuentra la isla. Así, en lugares como el Udawalawe National Park, Wilpattu, Bundala, Wasgamuwa, Minneriya, Yala o el Parque Nacional de Horton Plains es posible disfrutar a lo grande de la naturaleza, contemplando paisajes de postal y, con suerte, observando alguno de los representantes de la fauna local. Y es que en Sri Lanka habitan todo tipo de animales, muchos de ellos de lo más exótico. Por ejemplo, tigres, leopardos, elefantes, osos negros y osos hormigueros, panteras, monos de toda clase, búfalos de agua, puercoespines y varias especies de ciervo. En las costas es posible ver ballenas, peces espada, delfines y cientos de tortugas marinas, mientras que en los humedales del interior viven otras especies menos “amigables”, como cocodrilos, sapos de gran tamaño y distintas serpientes, como la pitón y la cobra.

Puntos clave para disfrutar de la naturaleza de Sri Lanka

Udawalawe National Park

El Parque Nacional de Udawalawe, en el sur de Sri Lanka, es una reserva con una gran variedad de animales. Por ejemplo, hay entre 500 y 700 elefantes, tres tipos diferentes de águilas, impresionantes aves exóticas, venados, cocodrilos, mangostas, chacales, jabalíes, lagartos monitores, monos con cara negra, camaleones y búfalos de agua. También hay una decena de leopardos, que, al ser más activos por la noche, son muy difíciles de ver.

Ella Rock

Se trata de una popular ruta de senderismo, que conduce a la cima de una montaña en la que una roca sostiene, orgullosamente, un árbol solitario. El camino hasta la cima es una ardua cuesta arriba a lo largo de terrenos difíciles, que requieren zapatos adecuados. Desde luego, no es una ruta apta para personas con problemas de movilidad importantes, pero la vista desde arriba es fantástica.

Tierras Altas de Nuwara Eliya

Las tierras altas de Sri Lanka constituyen uno de los lugares más impresionantes del país. Es una zona montañosa y verde, llena de vida y tradiciones. Nuwara Eliya es la capital de los famosos campos de té del país. Uno de sus principales atractivos es el tren que va desde Kandy a Nuwara Eliya. Un tren antiguo que corre por vías del siglo XIX, y que atraviesa decenas de kilómetros de verdes plantaciones de té, sorteando, además, una infinidad de barrancos mediante numerosos túneles y puentes.

Cuevas de Dambulla

El Templo de la Cueva de Dambulla, también conocido como el Templo de Oro de Dambulla, es Patrimonio de la Humanidad desde 1991 y es el más grande, famoso y mejor conservado de Sri Lanka. Se trata de un complejo de cuevas con templos en su interior. Hay más de 80 cuevas, pero las principales son cinco, que contienen estatuas y pinturas del siglo I a.C. En la entrada a las cuevas, una enorme figura dorada de Buda nos da la bienvenida.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x