Ayuda Ayuda
Menú Menú

El Alto

La ciudad más alta de Bolivia

Esta región boliviana destaca por su bullicio, un caos incesante de pitidos y tráfico que se vive la mayor parte del día en sus calles. Para terminar con esta situación, se planificó un teleférico que va desde La Paz hasta El Alto.

Esta metrópoli se construyó a partir de la masiva migración de los campesinos hacia El Alto, por eso la mayor parte de su población es indígena. La inmersión cultural más característica de este punto boliviano se puede hacer en su enorme mercado al aire libre, que se celebra los jueves y domingos. Son miles los vendedores que exponen sus productos estos dos días tan señalados de la semana. La variedad expuesta es tan grande que uno se encuentra desde utensilios del hogar hasta trajes típicos y plantas, entre otros. Una de las curiosidades de este emplazamiento son sus construcciones. Prácticamente todos los edificios parecen estar inacabados. Son de ladrillo rojo, de adobe y sin revestimiento. El hecho de que sus fachadas sean de este tipo es porque a sus propietarios les resulta más económico a la hora de pagar impuestos. Estas características edificaciones contrastan con los coloridos cholets diseñados por el arquitecto Freddy Mamani, quien llevó a cabo este proyecto para rendir homenaje a la comunidad amerindia. Entre los mayores atractivos de El Alto se encuentran los combates de lucha libre de cholitas. Se trata de un espectáculo único en el que mujeres bolivianas vestidas con trajes de colores de faldas con volantes y con el pelo recogido muestran su destreza en el ring. Sin duda alguna, una muestra feminista digna de ver por el carácter simbólico que la envuelve.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x