Ayuda Ayuda
Menú Menú

Monumentos que impresionan

¡Te quedarás con la boca abierta!

En la espectacular localidad de Hallstatt te esperan las que están consideradas como las minas de sal más antiguas del mundo. Se llaman Salzwelten y están localizadas a unos 500 metros de altitud. De hecho, vas a tener que coger un teleférico para llegar hasta ellas. ¿Sabías que en el año 3000 a. C. ya se extraía allí sal que, posteriormente, se exportaba a través del mar Báltico y el mar Mediterráneo?

En la fábrica Swarovski la sorpresa te llegará nada más plantarte delante. Da la sensación de que un monstruo saca la cabeza desde la montaña para abrirte las puertas a un mundo lleno de brillo, lujo y belleza. En el museo podrás fotografiar, por ejemplo, la pieza de cristal tallado más grande del mundo –¡tiene 300.000 kilates!- o un muro de 11 metros hecho de cristal con varias toneladas de piedras semipreciosas. Pero es que para sorprenderte en Austria, no es necesario moverse por entornos rurales. ¡Puedes quedarte dentro de la ciudad! Al sur de Innsbruck, se levanta el castillo Ambras, todo un símbolo del poder que durante siglos tuvo el Tirol. Esta impresionante fortaleza se levantó en el siglo XII para albergar a los gobernantes de la región, aunque el edificio que verás ahora data del siglo XVI. Y para rubricar lo dicho, no hace falta que salgas de Salzburgo para quedarte con la boca abierta ante la soberbia fortaleza de Hohensalzburg: un castillo construido sobre el monte Festunsberg en el siglo XI que ha servido desde siempre como refugio para los arzobispos de la ciudad. La construcción original se fue ampliando y mejorando hasta que en el siglo XIX se convirtió en un cuartel militar y, actualmente, es uno de los grandes atractivos de la ciudad.

No puedes perderte

Unas cuevas glaciares para senderistas

Si no te importa caminar y tienes tiempo, coge la carretera de lago y acércate hasta Obertraun, a unos cinco kilómetros de Hallstatt. Desde allí salen las rutas hasta las Cuevas Glaciares de Dachstein, una preciosa excursión para la que, eso sí, tendrás que caminar un buen trecho. Un consejo: lleva algo de ropa de abrigo porque dentro siempre hace fresco.

Para interesados en las iglesias

Alrededor de Wattens, puedes encontrar algunas iglesias muy interesantes. En Volders, se levanta un curioso templo dedicado a san Carlos Borromeo; en Igls la iglesia parroquial de St. Agidius te aguarda con precioso frescos, y en Seefeld llama la atención la iglesia parroquial de la localidad.

Tres (más uno) imperdibles en tu visita

Durante tu visita al castillo de Ambras, no te pierdas la Sala de Armas –repleta de instrumentos del siglo XVI y XVII-, la Sala Española –que acogía los banquetes- y el Gabinete de Curiosidades y objetos de arte. Y para completar tu recorrido, date un paseo por los jardines y descansa junto al estanque.

A vista de pájaro

Para llegar hasta la fortaleza de Hohensalzurg puedes ir caminando o en coche, pero la mejor opción es coger el teleférico que parte desde la Festungsgasse. En dos minutos con bellas vistas te plantarás en lo más alto del monte Festungsberg y seguirás disfrutando de una panorámica espléndida de la ciudad.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x