Ayuda Ayuda
Menú Menú

Viena

La capital de Centroeuropa, a tus pies

No hay un viaje completo a Austria sin un largo recorrido por su capital, Viena. Sube a lo alto de la catedral de San Esteban, adéntrate en sus preciosas iglesias, siéntete como un rey en el complejo del Hofburg o el Alte Burg, hazte una foto en la columna de la peste, asiste a una obra en el Burgtheater o en la Ópera, adéntrate en la Karlskirche, piérdete por los jardines de Belvedere… ¡Y aún te quedan mil planes por hacer! Prueba a sentarte en uno de los preciosos cafés y organiza el resto de tu ruta. ¡Viena da para mucho!

Uno de los lugares que no te puedes perder en tu visita a Viena es la Austrian Nacional Library o Biblioteca Nacional Austriaca. Se encuentra en la Josefsplatz, a la derecha de la estatua ecuestre de José II. El edificio, diseñado por Johann Bernhard Fischer von Erlach es una obra excelsa, pero lo que más destaca es su Prunksaal (sala de Honor), sin duda una de las más bellas de Europa. Los frescos que llenan sus paredes, el revestimiento de madera y las estanterías repletas de libros crean un conjunto sublime. Otro de los monumentos que te llamarán la atención cuando visites Viena será el Neues Rathaus o Nuevo Ayuntamiento. Su robusta figura neogótica, construida en 1883 siguiendo el estilo de su homólogo de Bruselas, domina todo el parque que tiene enfrente y se ha convertido en uno de los edificios señeros de la ciudad. Si vas en Navidad, la plaza donde se encuentra acoge un precioso mercadillo. Y cuando hayas terminado de visitar todos los grandes monumentos de Viena, una excelente opción para cerrar tu recorrido con un broche de oro es acercarte hasta el Hundertwasserhaus, sin duda uno de los edificios más llamativos de la capital austriaca. ¿A que parece que está hecho con piezas de puzle gigantes? Los árboles salen de las ventanas, todo tiene un aire ondulado y especial… ¡No te dejará indiferente!

No puedes perderte

Una ciudad para niños y no tan niños

Una de las visitas fundamentales en tu recorrido por Viena te enviará directamente a tu infancia. El Parque de Atracciones del Prater es un lugar mágico, lleno de bosques y prados situados entre el Danubio y el canal, donde hay multitud de atracciones, instalaciones deportivas y de ocio, carriles para bicis, un planetario, bares, restaurantes… Eso sí, lo más llamativo y famoso es su noria, construida en 1896, y convertida ya en un símbolo de la ciudad.

No te vayas todavía de la plaza

Además de la Biblioteca Nacional, la Josefsplatz tiene más monumentos que ofrecerte. Disfruta del blanco impoluto que, al igual que los caballos, tiene la Escuela Española de Equitación; descubre la Redoutensäle, los antiguos salones de baile, y fotografía dos bellos palacios, el Pallavicini y el Palffy, que actualmente convertidos en centros culturales.

El hombre del Ayuntamiento

Si asciendes hasta lo alto de su esbelta torre de 100 metros, podrás conseguir un doble premio. Por un lado, tener unas vistas excelentes de la ciudad; y por el otro, conocer al Rathausmann (Hombre del Ayuntamiento), un caballero con armadura que mide 3,5 metros y es uno de los símbolos de la capital.

Conoce más la obra de Friedensreich Hundertwasser

Si te ha gustado este famoso edificio residencial, sigue la senda de Friedensreich Hundertwasser y conoce algo más de este peculiar artista austriaco, nacido en Viena en 1928. En el museo dedicado a su obra, encontrarás un mundo muy peculiar y lleno de color plasmado en pinturas, esculturas y edificios.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x