Ayuda Ayuda
Menú Menú

Kampot

Delicioso aroma a pimienta

Su centro se caracteriza por la arquitectura colonial francesa del siglo XIX, con fachadas que cautivan a cada paso. Kampot se sitúa junto al río homónimo y el Parque Natural de Bokoro. De visita obligada es la colina Bokor Hill, no solo por las vistas que ofrece su cima, sino también por el emocionante paseo en plena naturaleza que haremos hasta ella. Durante la excursión veremos las ruinas abandonadas de un casino, así como otras que parecen relatar el pasado colonial francés de este emplazamiento.

Kampot es tranquilidad y es el lugar en el que muchos viajeros hacen un alto dispuestos a reponer fuerzas y a pasar unos días de relax. Lo mejor que se puede hacer en esta encantadora localidad es poner la mente en blanco y dejarse guiar por sus pintorescas calles repletas de construcciones francesas dignas de admirar. Una caminata por el río al caer el sol también puede ser una experiencia memorable. Pero de lo que no hay duda es de la mayor delicatesen que podremos encontrar en Kampot: la pimienta. La producción de esta especie local es de una calidad extraordinaria y la podremos encontrar en cualquier tiendecita a modo de souvenir. ¿Qué tal si nos hacemos con esta maravilla culinaria? Seguro que nos saldrán unos platos exquisitos. Los viajeros interesados en los procesos de producción de esta especie también pueden visitar los campos de pimienta, lugar en el que ver a los campesinos en plena faena.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x