Ayuda Ayuda
Menú Menú

Por sus tradiciones

Costumbres ancestrales del pueblo birmano

Hasta hace relativamente poco, Myanmar había estado totalmente aislado al exterior, por eso está mucho menos desarrollado que sus países vecinos. Ahora está abierto al turismo y sus lugareños viven con curiosidad esta nueva entrada de extranjeros deseos de sumergirse en una cultura diferente.

A pesar de la pobreza que se vive en el país, sus habitantes reciben a los visitantes con una gran hospitalidad y una gran sonrisa en la cara. Las tradiciones más ancestrales están a la orden del día y las practican la mayoría de los oriundos, en total unos 52 millones que se dividen en 135 grupos étnicos diferentes. Nos llamará la atención ver que la mayoría de locales, de todos los géneros y edades, tiene la cara cubierta con una especie de maquillaje. Esta pasta no es más que un protector solar que evita el exceso de grasa y que además estiliza la piel. Se trata de un cosmético natural que se saca de la corteza del árbol Thanakha. ¿Lo probamos?

No puedes perderte

Visitar sus templos con los pies descalzos

Los mejores viajes son aquellos en los que nos adentramos de lleno en la cultura del país que visitamos. Un 90 por ciento de los habitantes de Myanmar practican el budismo theravada y son muy estrictos con las normas a seguir a la hora de visitar los centros religiosos. Una de las reglas que más llamará nuestra atención será la de quitarnos los zapatos y los calcetines para poder entrar en los templos, pero también deberemos hacerlo en sus alrededores. ¡Nuestros pies estarán totalmente descalzos! Eso sí que será una auténtica experiencia birmana.

Masticar betel

Posiblemente, una de las imágenes que más llamará nuestra atención será la de ver manchas rojas al suelo. Eso se debe al betel, una mezcla de nuez, tabaco y especias que mastican los hombres y después lo escupen. Este elemento deja tanto los dientes como la saliva con un tono bermellón, y de ahí vienen las manchas de la calle. El betel es una especie de estimulante, por eso son muchos los que lo mascan. No obstante, debemos tener en cuenta que, a la larga, es muy perjudicial para la salud.

El longyi, la vestimenta más tradicional

En Myanmar todo el mundo se viste igual. Mujeres, hombres, niños y niñas utilizan la misma prenda para cubrir sus cuerpos y lo hacen con el longyi. Se trata de una especie de pareo, de tela muy fina, perfecta para llevar tanto en el día a día como en una celebración más especial. Esta falda larga es fresca, se sujeta por la cintura, cubre todas las piernas y llega hasta los tobillos. De esta forma no solo protege contra las picaduras de insectos, sino que también evita que la total exposición a los rayos del sol.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x