Ayuda Ayuda
Menú Menú

Restos arqueológicos de valor incalculable

Un patrimonio sin igual

La antigua Grecia aportó a la humanidad un extraordinario legado cultural, base de la cultura europea, que construyó sobre un magnífico sistema de enseñanza basado en la integridad y en el esfuerzo.

Lo que diferencia a la cultura griega de otras culturas antiguas es que su centro es el hombre. Un hombre que, por una parte, cultiva una mente sana a partir de una estricta educación intelectual, y que por otra desarrolla un cuerpo sano modelado por la constante actividad física. Los griegos hicieron grandes aportaciones en los campos de la Filosofía y de la Ciencia, en la que Pitágoras, Thales, Arquímedes y otros sentaron las bases de la Geometría, igual que los primeros astrónomos pusieron los cimientos de su ciencia. Los griegos también hicieron importantes contribuciones a la Biología y la Zoología, como Hipócrates las hizo a la medicina. El ámbito de la literatura no quedó tampoco descuidado por los griegos antiguos, sino que también realizaron aportaciones extraordinarias en este campo: Homero, con La Ilíada y la Odisea, creó la Poesía Épica. Los griegos también fueron pioneros del Teatro, con magistrales tragedias y comedias. Y, cómo no, también hicieron importantes contribuciones a las Bellas Artes. Sobre todo en Escultura y en Arquitectura. Tampoco podemos olvidar aportaciones colectivas como la democracia o el deporte…

Enclaves griegos que no te puedes perder

Acrópolis

La Acrópolis de Atenas es la más emblemática de las acrópolis griegas. La palabra significa ciudad alta y la mayoría de las ciudades griegas tenía una, que, por una parte, cumplía una función: defensiva y, por otra, albergaba los principales lugares de culto. La Acrópolis de Atenas se encuentra en la cima de un monte a 156 metros sobre el nivel de mar. La entrada a la Acrópolis se realiza por la puerta Propileos. En la cima se encuentran el Partenón, el Erecteion y en la ladera sur pueden verse los restos del Teatro de Dioniso, donde estrenaron sus obras Sófocles, Aristófanes y Esquilo.

Partenón

El Partenón, es un templo consagrado a Atenea Partenos, la protectora de Atenas, que fue construido entre los años 447 a. C. y 432 a. C. Se levanta en todo lo alto de la acrópolis de Atenas y es uno de los monumentos más importantes de la antigua civilización griega, además del edificio más representativo de toda Grecia. El Partenón ha sido iglesia bizantina, mezquita y polvorín, que explotó. Más tarde, los ingleses se llevaron gran parte de los detalles decorativos del friso, que aún se exhiben en el Museo Británico de Londres.

Delfos

Delfos es una localidad ubicada en el sur de Grecia, en la cima del monte Parnaso, en la que, en el siglo IV a. C. se levantó el templo de Apolo, que acogió al legendario oráculo. Se trata de un extenso complejo arqueológico que contiene los restos de los santuarios de Apolo y Atenea Pronaia, un antiguo estadio, un teatro y un importante Museo Arqueológico en el que se exponen objetos hallados en las ruinas. Entre estos restos destaca la Piedra Ónfalo, la piedra que depositó Zeus donde se cruzaron las dos águilas, que marca el lugar donde está el ombligo del mundo.

Plaka

Plaka es el barrio más antiguo de Atenas aún habitado. Construido en la ladera de la Acrópolis, conserva su aspecto antiguo gracias a estrechas y laberínticas callejuelas adoquinadas. En Plaka se pueden visitar muchos de los lugares históricos de la ciudad: el Monumento a Lisícrates, el Ágora Romana, o el Museo de Instrumentos Populares. Además, es una de las zonas más atractivas y animadas de la ciudad, con tiendas y cantidad de agradables terrazas.

Teatro de Epidauro

El teatro de Epidauro es un teatro antiguo de Argólida, construido en el siglo IV a. C. para acoger las Asclepeia, un concurso en honor del dios médico Asclepio, en el que se combinaban pruebas gimnásticas y musicales. El teatro fue el modelo de muchos otros teatros griegos y está muy bien conservado. Podía albergar, 14 000 espectadores. Se compone de una orchestra (la escena), rodeada por un graderío semicircular, dividido en dos niveles. La acústica es excepcional y en la actualidad aún se celebran representaciones.

Palacio de Cnosos

El Palacio de Cnosos es el más importante de los palacios minoicos de Creta y su mejor símbolo en el mundo, también es el más grande. Fue construido hacia el 2000 a. C. y destruido por varios terremotos en años posteriores. Para completar la visita del Palacio debe visitarse también el museo arqueológico de Heraklion. Llama la atención que la organización arquitectónica forma un espectacular laberinto de callejuelas y pasajes en zigzag que ponen a prueba nuestro sentido de la orientación, y hacen que nos sumerjamos en el mito de Ariadna, Teseo y el Minotauro.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x