??destination-guides.commons.help_es_ES_IBJ-ES?? ??destination-guides.commons.help_es_ES_IBJ-ES??
??destination-guides.commons.menu_es_ES_IBJ-ES?? ??destination-guides.commons.menu_es_ES_IBJ-ES??

Bienvenidos a la Florencia del Elba

Una ciudad inspiradora con un fuerte peso histórico

Nos encontramos en una joya del este germano, rebosante de historia y, sin duda, la más bella de las poblaciones pertenecientes a la extinguida República Democrática Alemana. Fue en Dresde donde Schiller escribió la Oda a la Alegría, actual himno de la Unión Europea, y es que tras contemplar sus calles, sus monumentos y sus tradiciones te darás cuenta de que esta ciudad atravesada por el rio Elba esconde en su interior una belleza que inspira.

La capital del estado federado de Sajonia es una ciudad con un fuerte peso histórico, residencia de la realeza sajona desde finales del siglo XV, lleva a sus espaldas incendios, asedios prusianos, bombardeos, inundaciones, etc. y, sin embargo, sus muros siempre han sabido resurgir de las cenizas sin perder su incalculable valor histórico.

Déjate sorprender por su centro histórico el cual, teniendo en cuenta las vicisitudes que ha atravesado la ciudad, tiene aún mayor valor; sube a la cúpula de la espectacular iglesia barroca, Frauenkirche, para conseguir la mejor panorámica desde las alturas de la ciudad; pasea contemplando la Procesión del Príncipe, en una lección gráfica de historia que recoge a todos los gobernantes de Sajonia desde 1123 a 1904 y visita los palacios del Zwinger y la terraza Brühl sobre la ribera del Elba.

Después de unas horas recorriendo la ciudad es fácil que te preguntes por qué Dresde no es Patrimonio Cultural Mundial de la Unesco. La respuesta es que lo fue hasta 2009 pero dicha organización le retiró la mención tras la construcción del polémico puente que atraviese el valle del Elba aunque bien podría volver a recibir esta mención.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x