Ayuda Ayuda
Menú Menú

La fiesta, en ningún sitio como en Alemania

Diversión en estado puro

Los alemanes saben divertirse, saben celebrar y saben disfrutar de lo lindo en cuanto el trabajo y el tiempo les otorgan la más mínima posibilidad. Por eso viajar al país germano en Navidad, durante la Oktoberfest, los Carnavales o la Semana Santa es asegurarse un plus de diversión unida a la tradición.

Si hay un país donde lata con más fuerza el espíritu navideño ése es Alemania. Algunos de los mejores mercadillos navideños del mundo se celebran en allí. El centro de sus ciudades se llena de puestos donde encontrar todo lo necesario para adornar tu casa, para vestirte con motivos navideños o para pasar una deliciosa experiencia saboreando un vino caliente y algún dulce tradicional.

Alemania también es un excelente destino para aprovechar las vacaciones de Semana Santa. La primavera es una estación ideal para visitar el país: aún hay nieve para esquiar, los valles ya florecen y el tiempo es más benévolo. Además, se celebran tradiciones religiosas, con conciertos de la Pasión por todo el país y actos religiosos en las zonas rurales católicas.

Pero si hablamos de fiesta y de Alemania, seguro que te viene a la cabeza la Oktoberfest, su celebración más internacional, conocida y extendida por todo el mundo. Reproducciones de esta gran jarana en torno a la cerveza se multiplican en diferentes zonas del planeta, pero la auténtica y original se celebra en Múnich cada año a finales de septiembre. ¿Sabías que se beben siete millones de litros de cerveza durante los 16 días de festejo?

Otra de las grandes fiestas internacionales alemanas son sus excelentes carnavales. Entre todos ellos, el más famoso sin ninguna duda es el de Colonia. Es tan relevante que incluso se dice que es la quinta estación del año. Arranca oficialmente el día 11 del mes 11 a las 11 horas. Ahora bien, lo más intenso comienza el jueves anterior al Miércoles de Ceniza, cuando los disfraces y el jolgorio se multiplican por toda la ciudad hasta llegar al culmen del Rosenmontag (Lunes de las Rosas).

No puedes perderte

Opciones pequeñas, opciones grandes, opciones para todos los gustos

¿No sabes qué mercadillo navideño escoger? No te preocupes, escojas el que escojas, en Alemania siempre vas a acertar. Una de las posibilidades más clásicas es buscar una de las grandes ciudades, como Fráncfort, donde se celebra el más multitudinario y grande de Alemania. Si buscas tradición, acércate a Rothenburg ob der Tauber, que instala sus puestos en el mes de diciembre desde el siglo XV.

Dile adiós al invierno con una hoguera

El Osterfeuer es una de las tradiciones más seguidas en Alemania porque sirve como despedida al invierno mediante el encendido de una hoguera. No hay un día fijo para decirle adiós al frío, pero lo más habitual es que las localidades germanas prendan la mecha la noche del sábado al domingo de Pascua.

Todo arranca abriendo un barril

Una fiesta en torno a la cerveza como la Oktoberfest, en la que se consumen más de siete millones de litros de esta bebida, no podía empezar de otra manera que abriendo un barril. El primer sábado de la celebración a mediodía –aunque más vale que vayas a primera hora para conseguir sitio-, el alcalde de Múnich destapa el primer tonel de cerveza al grito de O ‘zapft is! (¡Ya está abierto!).

Vive el carnaval más vibrante de Alemania

El Carnaval de Colonia es una de las fiestas más intensas y divertidas de Alemania. Miles de personas se acercan a la ciudad para gritar a los cuatro vientos Kölle Alaaf! (¡Viva Colonia!) mientras beben y bailan disfrazados. El momento más intenso, que no puedes perderte, es el Rosenmontag (Lunes de las Rosas), cuando la jarana es tal que, dicen los lugareños, si has visto el desfile es que realmente no lo has estado allí.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x