Ayuda Ayuda
Menú Menú

La tierra más allá de los bosques

La tierra más allá de los bosques

El primer documento existente donde se utiliza una denominación para esta región data de 1.075 bajo el nombre en latín de ultra silvam: “más allá del bosque”. Rodeada por los espectaculares montes Cárpatos, la capital tradicional de la región es Alba Iulia, situada en la meseta del mismo nombre. Es complicado elegir qué lugares visitar ya que Transilvania está formada por hasta 16 condados, todos merecedores de ver. Si es la primera vez que visitas esta vasta región -102.834 km² que suponen un tercio de Rumanía- te proponemos una guía de sus imprescindibles.

Este castillo sirvió de inspiración para el irlandés Bram Stoker, que por cierto, jamás pisó Transilvania. El famoso vampiro fue Vlad Tepes, un cruel príncipe rumano –apodado “el Empalador” (puedes imaginarte por qué) pero considerado héroe nacional por hacer frente al Imperio Otomano. El castillo donde residió realmente está Poienari. Para acceder a la fortificación hay que subir 1.426 escalones aunque la recompensa serán las maravillosas vistas de las gargantas de los Cárpatos. Empezaremos con el Castillo de Bran, también erróneamente conocido como el Castillo de Drácula. Es el momento de arrancar la tirita y contar realmente quién fue Drácula. Los fans de Bram Stoker no tienen de qué preocuparse porque se puede visitar el pueblo natal y el Castillo donde realmente residió el personaje en el que se basó Stoker. El Castillo de Bran es verdaderamente un espectáculo para los sentidos. Ubicado en una cordillera con paisajes dramáticos, su estilo medieval y sus amenazantes torres erigidas hasta el cielo te dejarán impresionado. Sin embargo, el castillo tiene un gran rival: el Castillo de Corvin. La fortaleza más auténtica de Rumanía ofrece un espléndido espectáculo histórico gótico-renacentista. Ubicado en el centro-Oeste de Rumanía, en la ciudad de Hunedoara, este castillo ha conservado su auténtico origen medieval.

Otra maravilla de la región son los asentamientos fortificados. Actualmente, estos edificios declarados Patrimonio de la Humanidad, son el testimonio vivo de la fascinante historia de Transilvania. Hay más de 150 construcciones fortificadas en el área. Destacan la Ciudadela de Sighisoara, una de las ciudadelas mejor conservadas de Europa y Las aldeas Sajonas de Transilvania. Se trata de siete aldeas con iglesias fortificadas construidas por los colonos alemanes en el siglo XIII. El pueblo de Viscri es el más popular debido a que el Príncipe de Inglaterra compró varios terrenos en la zona. Cada ciudad en Transilvania tiene una personalidad única. Pero sin duda, la joya de la corona es la vida en el campo. Es aquí donde podrás conocer, realmente, la cultura rumana. La hospitalidad y sencillez de sus gentes; su sentido de comunidad o su forma de vida tradicional que contrasta con nuestro ajetreado ritmo de vida, son tan solo una pequeña muestra que hará que caigas rendido a la pintoresca vida de pueblo de Rumanía.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x