Más de 1.200 islas que salpican Maldivas

Descubre impresionantes islas y atolones

Las más de 1.200 islas que salpican Maldivas y sus magníficos 26 atolones, su sol resplandeciente, fina arena blanca y aguas de infinitos tonos azules convierten a este destino en todo un sueño para los viajeros que buscan desconectar de la rutina diaria y vivir aventuras inolvidables.

Nadie sabe con exactitud cuántas islas hay en Maldivas, ya que muchas emergen o desparecen según las mareas, algo que confiere a este paradisiaco destino un encanto especial. Disfruta del buen ambiente y de los placeres sencillos de la vida en sus doscientas islas habitadas, muchas de ellas salpicadas de hermosos hoteles y resorts que agasajan al viajero con lujosas instalaciones que cuidan hasta el último detalle y que se funden en perfecta armonía con una naturaleza exótica y tropical.

Se pueden contratar interesantes visitas a las islas habitadas donde aún se conservan costumbres y tradiciones primitivas y cruceros por los atolones. Las islas de Male y Kuramathi son las que mayor número de hoteles concentran. Los más aventurero podrán explorar islas desiertas y vivir una aventura a lo Robinson Crusoe de la mano de guías expertos.

Una de las mejores formas para moverse entre islas es en hidroavión, que se convierte en un auténtico taxis para ir de isla en isla. Otras formas de moverse entre ellas es en ferry, en lancha rápida o con 'dhonis', barcos tradicionales a vela típicos de este rincón del planeta.

Islas paradisiacas en las que perderse para siempre

Viligili

En esta bella isla parecen vivir al margen del bullicio de la cercana capital de Male. Pintoresca y con encanto, nada más pisarla sentirás que el tiempo se detiene. Sin duda, es una de los mejores lugares para conocer las costumbres e historia del archipiélago. Se llega desde la capital tras un trayecto en ferry de unos 15 minutos.

Isla de Gan

Su belleza la ha convertido en uno de los destinos más turísticos de este paradisíaco archipiélago bañado por el océano Índico. Aquí los hoteles son magníficos y los turistas conviven en armonía con la población local. La isla está conectada con otras islas vecinas a través de puentes.

Maafushi y Hulhule

Comunicada con la capital de Male, la isla habitada de Maafushi fue una de las primeras que se abrió al turismo internacional gracias al desarrollo de una infraestructura hotelera. Por su parte, en la hermosa isla de Hulhule, deshabitada desde los setenta y que hoy cuenta con un hotel, se localiza el aeropuerto internacional.

Fihalhohi y Velassaru

Estás antes dos de las islas más hermosas del atolón de Male Sur. Ambas son un destino ideal para disfrutar de los deportes náuticos, el buceo y el submarinismo. En sus playas de fina arena blanca se puede disfrutar del sol rodeados de una vegetación tropical desbordante.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x