Ayuda Ayuda
Menú Menú

Turquía en el mapa

El más impresionante cruce de caminos

Un país enorme justo en el lugar donde Europa y Asia se fusionan. Así es Turquía, toda una experiencia para el viajero. El Viejo Continente turco es un pequeño trozo de tierra dominado por la antigua Constantinopla, convertida ahora en la mejor representación de la mezcla de culturas: Estambul. Cuatro mares bañan las costas de Turquía para regalarle playas idílicas o acantilados de postal. Y hacia el Oriente, adéntrate en lo más profundo de Asia.

Turquía tiene cerca de 7.000 kilómetros de costa, pero no olvides que, además, cuenta con varias islas de lo más interesante. Es verdad que algunas de las más próximas y famosas, como por ejemplo Samos o Lesbos, pertenecen a Grecia. Pero hay auténticas joyas que merecen una visita, como Bozcaada o Gökçeada, en el Egeo, o las islas Príncipe en el mar de Mármara.

Ahora bien, asume que necesitarás muchos viajes para conocer todas las regiones de Turquía. Para la primera vez, no te pierdas Estambul. Puedes moverte por las próximas Tracia y Mármara, acercarte a Esmirna y el norte del Egeo o bajar hasta Éfeso. También es buena idea llegar a Capadocia, cruzando la Anatolia Occidental, Ankara y la Anatolia Central. ¿Vas a hacer un gran recorrido por Turquía y no sabes qué ropa meter en la maleta? Pues debes saber que el país tiene una gran variedad de climas, así que asume que Estambul y todas las costas tienen unos veranos calurosos y unos inviernos suavizados por el mar, que en la Capadocia y el Este de Anatolia hace más calor y más frío, y que en el centro es prácticamente desértico.

No puedes perderte

La visita imprescindible en la parte oriental de Turquía

El Monte Ararat, la cima más alta de Turquía con más de 5.000 metros, es una visita fundamental en tu recorrido por la zona más asiática del país. Situado en la frontera con Armenia, el Ararat lleva envuelto en misticismo desde el principio de los tiempos, cuando el Arca de Noé se posó en su cumbre.

Un lago con mucho que ver

El lago Van es el más grande y espectacular de Turquía. Sus paisajes y su entorno son fabulosos, pero además cuenta con otro atractivo en su interior: cuatro islas con mucho que ver. ¿Sabías que, por ejemplo, en Akdamar vas a encontrar una excepcional catedral armenia levantada en el siglo X?

El viaje más oriental

Posiblemente no sea tu primera opción para estrenarte en Turquía, pero si vas a hacer un viaje largo o tienes la posibilidad de volver, acércate a la Costa del Mar Negro o al Oeste de Anatolia, zonas mucho menos turísticas y extremadamente auténticas, con unos paisajes que dejan con la boca abierta.

Usa manga y pantalones largos

Aunque viajes en el buen tiempo y pueda recibirte un verano caluroso, no olvides llevar ropa fresca de manga larga y pantalones también largos. Te servirá para evitar las quemaduras si te expones al sol y será útil para entrar en lugares religiosos. Además, si te mueves por zonas más conservadoras como las Anatolias central y oriental, es aconsejable evitar los pantalones cortos y las sandalias.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x