Ayuda Ayuda
Menú Menú

Susa

Siglos y siglos de historia concentrados en la capital turística del país

Si viajamos a la ciudad de Susa vamos a descubrir que guarda varias caras en su interior. Es una de las potencias turísticas más grandes del país y la tercera ciudad más importante, por detrás de Túnez y Sfax. Es conocida por los olivares que parecen ser infinitos, siendo la industria agraria una de las más importantes del lugar. Sus monumentos y museos tampoco nos decepcionarán, y el relax en las playas adyacentes está asegurado durante nuestra estancia en Susa.

Esta ciudad ofrece múltiples opciones a los visitantes, que tendrán la oportunidad de descubrir a fondo su pasado más característico y también de relajarse en su costa. Situada a unas dos horas en coche al sud de la ciudad de Túnez, Susa guarda una importante semejanza con la capital: su medina Patrimonio de la Humanidad. Es una de las mejor conservadas de todo el mundo, y en sus laberínticas calles podremos conocer los monumentos y museos más destacados. Descubriremos la Gran Mezquita, el Ribat, la casba o las catacumbas. La mejor manera de descubrir la esencia de esta urbe es adentrándonos en sus zocos para regatear con los comerciantes locales y adquirir artesanías a los mejores precios. Visita el Museo de Artes y Tradiciones Populares o el Museo de los Mosaicos, son opciones muy interesantes para conocer la larga tradición de creación mosaicos del país.

A la hora de buscar alojamiento, en esta ciudad nos toparemos con centenares de complejos hoteleros junto al mar, algunos hasta gozan de una playita propia. Todas las facilidades que podamos necesitar estarán al alcance de la mano en esta zona tunecina dedicada al descanso y a la desconexión. Tumbémonos en la playa, caminemos sin rumbo fijo por el impresionante paseo marítimo y degustemos la gastronomía local en alguno de los restaurantes que colman las calles. Además, Susa también da la oportunidad de practicar deportes acuáticos como la vela o el submarinismo. Además, este enclave es perfecto para hacer tenis golf, ya que cuenta con un buen número de pistas y campos. Tendremos la oportunidad también de descubrir el ambiente nocturno más fiestero en la gran cantidad de bares y locales que abren hasta altas horas de la noche. Puede que nuestro viaje coincida con alguno de los muchos eventos y festivales que se organizan en la ciudad, si es así, ¡estamos de suerte! Las calles se llenan de gente gozando de las ferias, como la del Olivo Mediterráneo, el Festival de Cine para la Infancia y Juventud, el Festival de la Medina y, como no, el más conocido y multitudinario: el Carnaval Internacional de Aoussou.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x