Ayuda Ayuda
Menú Menú

Cesarea Maritima

Un viaje a las raíces de la historia

La historia de Cesárea es tan fascinante como idílica. En tan sólo doce años, Herodes convirtió la pequeña aldea fenicia de pescadores en una ciudad portuaria. Su nombre originario fue Kaisaria, en honor a César Augusto. Tiempo después, para diferenciarla de las demás ciudades que llevaban este nombre, se llamó Cesárea Marítima.

Formado por tres dársenas consecutivas, el puerto terminó de construirse en el año 10 a.c. Para su construcción se necesitaron cientos de constructores y buzos que trabajaron durante todo el día para crear los dos espigones del puerto. Las excavaciones submarinas realizadas con posterioridad han revelado el elevado conocimiento tecnológico de sus constructores así como un vasto conocimiento de las corrientes submarinas y de los movimientos de las arenas. Fue el mayor puerto artificial construido en mar abierto, abarcando en torno a 100.000 metros cuadrados. Fue con el establecimiento del Kibutz S'dot Yam en 1940 cuando la antigua Cesarea comenzó a resurgir. Los agricultores que trabajaban la tierra encontraban a diario cientos de pedazos de la ciudad vieja. En los años 90, finalmente,se desplazaron hasta el enclave varios grupos de arqueólogos para realizar excavaciones más exhaustivas. A día de hoy es posible contemplar las ruinas en un estado casi perfecto. Cesárea es una de las ciudades de más alto nivel socio-económico de Israel. Entre sus vecinos se cuenta el actual Primer Ministro, Benjamín Netanyahu.

Si viajas Cesárea te recomendamos empezar por una ruta por el antiguo puerto. Si bien hoy en día su tamaño se ha visto reducido hasta en una tercera parte, la playa del puerto es una de las más bonitas de Israel. Disfruta de un agradable paseo donde probablemente puedas encontrarte con situaciones cotidianas como la celebración de una boda o un Benei Mitzvá. En el mismo puerto encontrarás un visionado sobre la historia de la ciudad. Otra de las actividades más populares es la de visitar las ruinas dentro del mar. Existen varias ofertas de submarinismo que te permitirán descubrir la ciudad de la forma más natural y original. Dirígete caminando hacia el Parque Nacional de Cesarea. Merece la pena pagar la entrada y disfrutar de una guía con unas impresionantes vistas de fondo. Ruinas romanas, bizantinas y cruzadas son tan solo una parte de los tesoros que alberga este parque. Consta de dos accesos: el que lleva al teatro romano y el que comienza por la ciudad de las cruzadas. En realidad están uno al lado del otro, pero las puertas están separadas por medio kilómetro. A partir de las cinco de la tarde la entrada es gratuita aunque no podrás acceder a las guías especiales, recomendamos un paseo al atardecer por las ruinas acompañado de una cena en uno de sus restaurantes. Las vistas son espectaculares.

No puedes perderte

Teatro Romano

El teatro Romano es el más antiguo de Israel y actualmente su uso está destinado a la celebración conciertos al aire libre con artistas de primer nivel. Construido por Herodes, el impresionante teatro (a menudo denominado incorrectamente "el anfiteatro") podía albergar a 4.000 personas. La plataforma semicircular detrás del escenario data del siglo III, mientras que la gran muralla con las dos torres es parte de una fortaleza bizantina del siglo VI construida sobre las ruinas. Te sorprenderá la acústica desde cualquier posición de las gradas.

Hipódromo

La calle bizantina se encuentra cerca de la entrada de la ciudad de los cruzados. Conocida también como la calle de las estatuas, formaba parte del foro y sus estatuas representan al emperador y al resto de dignatarios de la época romana. A pocos metros de esta calle se ubica el Hipódromo. Actualmente en ruinas, llegó a albergar una capacidad para 10.000 personas. Carreras de carros de siete vueltas y concursos de gladiadores sangrientos en los que prisioneros y esclavos luchaban contra animales salvajes. El Hipódromo, también conocido como el Anfiteatro o el circo, tenía capacidad para 10.000 personas y una plaza de tierra de 250 metros de largo . Se encuentra cerca del Palacio Promontorio.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x