Ayuda Ayuda
Menú Menú

Hoi An

La ciudad donde se detiene el tiempo

Museos, casas perfectamente conservadas,templos y una deliciosa oferta culinaria que te permitirá desatar todos los sentidos. Además puedes escapar y perderte en la campiña circundante, descubrir playas de ensueño o contemplar las ruinas. Hoi An es la ciudad donde se detiene el tiempo.

Uno de los principales oficios que han dado fama a esta ciudad es la sastrería y su industria téxtil. Muchos viajeros aprovechan su estancia para confeccionar ropa hecha a medida con las materias primas más exquisitas del país. Ten en cuenta el tiempo. Las confecciones, dependiendo de su complejidad, pueden tardar de tres a siete días. Si te gustan las artesanías locales, Hoi An es tu destino. Es conocido en todo el país por ser el principal centro de fabricación local de artesanías que podrás comprar en el mercado central. Otra recomendación es desplazarte hacia las aldeas que rodean la ciudad. Además de poder disfrutar de su historia y cultura, su artesanía es espectacular. La mayoría son elaboradas por minorías locales, con lo cual estarás contribuyendo a su economía. Si quieres adentrarte en la historia, el museo principal es el lugar indicado. Aquí encontrarás gran variedad de objetos y exhibiciones que narran la historia de la urbe a lo largo del tiempo, incluidas antigüedades que datan del período Cham y del período colonial. Una de las actividades más populares es la visita a la casa de la familia Tan Ky. Se trata de uno de los edificios de mayor importancia histórica y está ubicado en la sección del casco antiguo de la ciudad. La casa se construyó en el siglo XVIII y perteneció a una familia de comerciantes. La arquitectura mezcla motivos de diseño japoneses, chinos y vietnamitas tradicionales y es posible visitar su interior. Hasta siete generaciones de comerciantes vivieron en esta casa que todavía conserva los muebles y objetos originales para que el viajero pueda hacerse una idea de cómo se vivía antiguamente en la ciudad. Hoi An tiene varias playas, pero los lugareños te dirán que An Bang es una de las mejores. Ubicada al oeste de la ciudad, encontrarás largas playas de arena blanca y aguas cristalinas. Además hay varios restaurantes, asequibles de precio, donde degustar marisco y pescado.

No puedes perderte

Pho Bo

La sopa vietnamita Pho Bo con ternera es uno de los principales platos vietnamitas y Hoi An es conocido por contar con escuelas de cocina que te enseñarán a preparar esta y otras deliciosas recetas de la gastronomía vietnamita. Si estás interesado puedes reservar una clase. Esta suele comenzar con una visita previa al mercado donde se eligen los productos frescos que se van a cocinar.

Casco antiguo

El casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad debido a sus 800 edificios de gran importancia histórica y a sus 2.000 años de antigüedad. La ciudad es una especie de rareza en Vietnam ya que logró escapar de la mayoría de los bombardeos durante la Guerra de Vietnam.

Mercado de los farolillos

Muchos están hechos de seda y es increíble verlos iluminados de noche por las calles con sus diferentes tamaños y tonalidades. Disfruta de un paseo nocturno por la orilla de la playa bajo la tenue luz de un farolillo.

Las ruinas My Son

Las ruinas son otro de los imperdibles de la ciudad. Se trata de una colección de templos hindúes construidos entre siglo IV y XIII que fueron abandonados en gran medida en el último milenio. Declarado Patrimonio de la Humanidad, este precioso enclave está notablemente bien conservado y los visitantes pueden explorar sus más de 140 hectáreas de ruinas para aprender sobre la influencia que tuvo el hinduismo en la cultura vietnamita.

Salón de Asambleas Fujian

El Salón de Asambleas Fujian del siglo XVII es uno de los edificios más grandiosos de Hoi An. Construido como espacio social y sagrado para la comunidad china, los locales vienen con frecuencia aquí para rezar. Según afirman, la petición más frecuente es la de concebir hijos. El Templo fue fundado en 1653 y está dedicado a Quan Cong, un famoso general chino venerado en Hoi An debido a su sentido de la justicia, y a su lealtad e integridad.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x